miércoles, septiembre 26, 2007

Los Humeros

Después de una sesión de trabajo que iniciamos en la mañana en Teziutlán, hoy fuimos al campo geotermico Los Humeros. Vapor fluyendo del subsuelo que por medio de poderosas máquinas es transformado en otra forma de energía. Y sigue fluyendo.


Luego, el regreso. De pronto, tuvimos a la vista un gran arcoíris que cubría todo el valle de Perote. Mas tarde: lluvia y niebla.


Comimos cuando ya era de noche en Perote. Que delicia o que hambre, la primera para satisfacer la segunda. Más noche y entre la niebla volvimos a Xalapa.

3 comentarios:

Juana Gallo dijo...

Eleonaí, si la comida estuvo como el paisaje que nos presentas debió ser un agasajo gastronómico...

Saludos

Sam dijo...

Magníficas fotografías...Eleonaí: que afortunado eres, de verdad =)

Saludos

Sam dijo...

ahh!!! y provechito!!