jueves, agosto 20, 2009

Palmeras en Coatzacoalcos


A falta de palmeras en la playa, las autoridades de este puerto mandaron pintarlas en las fachadas de los edificios que están frente al mar. Así cubren el deterioro que les ha provocado el salitre y los agresivos materiales suspendidos que provienen de los complejos petroquímicos que están del otro lado del río.


Rostros y otra imágenes lucen los edificios para parecer bonitos a los ojos de quienes circulan por el largo malecón, sus otras caras tienen todavía las huellas de la salinidad y la corrosión.


De regreso, el puente sobre el río Papaloapan es impresionante.


Hace pocas semanas se cayó uno de los puentes que pasaba sobre el río Tonalá, que limita a Veracruz y Tabasco.
En una de las primeras horas de este día se cayó uno de los puentes recien contruidos en la capital de Veracruz.
Hay una canción campirana que evoca, muy anticipadamente, estos casos: El puente roto le llamo yo, a tu cariño que se rompio...

3 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Mira qué simpáticas paredes, supongo que les resulta más barato que remodelar la prioridad.
Y ya no me quiero subir a los puentes, ya me dan mello...

Abrazos..

Jolie dijo...

amé las fotografias!!! los colores
las lineas verticales de los puentes

las luces las sombras....


un abrazo eleonaí

Mary Rogers dijo...

Con imágenes así casi no hacen falta palmeras.
Un abrazo y buen finde