jueves, diciembre 28, 2006

Caminando

Ayer, con mi hijo, fuimos a caminar por el centro de Oaxaca. Conocimos la Casa de la Ciudad, ubicada en el número 115 de la calle Porfirio Díaz. Es una casona de dos plantas con su patio central y sus corredores en los cuatro lados y en ambas plantas. De la segunda planta, por una terraza, se tiene una vista de la cúpula del Templo de San Felipe Neri, que está en la esquina opuesta de la misma manzana.

A la salida de la Casa, se tiene una vista impresionante del Templo de Carmen Bajo, al fondo el cielo azul. Azul.

El acceso al primer cuadro de la ciudad sigue restringuido. Los policias, aburriendose, permanecen junto a las rejas que limitan las entradas.





1 comentario:

Juana Gallo dijo...

Eleonaí, hola

Realmente es un cielo muy azul... muy profundo en las alturas.

Felicidades