domingo, agosto 13, 2006

Torre Mayor









Llegamos al mediodía a éste que es el edificio más alto de la ciudad de México, y de toda América Latina. El propósito era ascender al mirador y contemplar la ciudad, el Paseo de la Reforma sin autos. No fue posible, pues el mirador ya no está accesible desde hace seis meses. Sólo contemplamos la Torre desde el Paseo. Nos retiramos.



Caminamos por el Paseo. Fuimos al Museo Rufino Tamayo. Después de éste, pasamos frente al Museo Nacional de Antropología. La gran escultura que representa al dios mexica Tláloc preside el acceso. Él que en esta temporada ha sido generoso con las lluvias en casi todo el país, ahora también clama por la democracia.



Por la tarde viajamos de regreso. Cuando terminaba la tarde pasamos por el valle de Perote, donde vimos ponerse el Sol, dar sus últimos rayos del día sobre la extensa planicie y las montañas. Se acabó el día.

Llegamos a Xalapa. Se acabaron las dos semanas de vacaciones y de viajes. Éstos seguiran por otros motivos...

10 comentarios:

Daniellha dijo...

Elonaí...hermosas fotos , se acabaron las vacaciones, pero como tu lo dices, ya viajaras por otros motivos y seguiremos disfrutando de tus viajes.
Besos!

Gaby dijo...

Qué bellas fotos...
Mira que tienen dioses con nombres difíciles de pronunciar... a la hora de estudiarlos me da un trabajo!!
Abrazo!

eleonai dijo...

Hola Daniellha:

Si, desde ahora vuelta al trabajo, con algunos intermedios...


Que tal Gaby:

Tlaloc, el dios de la lluvia, que ha hecho llover y llover por estos días. Muy generoso.

Lunaria dijo...

Aunque se acabaron tus vacaciones te deja el buen sabor de boca los lugares tan hermosos que has visto. La prueba: las preciosas fotos que nos has mostrado.

MaleNa dijo...

bellos paisajes.

es una maravilla viajar, soy de Buenos Aires y en estos momentos estoy en Valparaiso_Chile casi rozando el mar.

cariños.

Bohemia dijo...

Gracias por darnos estos paseos maravillosos. Besos

pRinCes@rtigas dijo...

Hola :)
Me haces suspirar de ver mi Ciudad, me acercas un poco a ella.
Lo bueno es que no te topaste con el mal paisaje que están dando los malos elementos de AMLO.
Un cordial saludo.

Alb@ dijo...

Y terminaron las vacaciones....es verdad.
Que bien que las disfrutaste a plenitud y compartiste con nosotros un pedacito de cada lugar que pisaste, gracias amigo.

Loredana dijo...

definitivamente debo darme una vueltita por allá.

Avelina dijo...

La última vez que estuve en Paseo de la Reforma me di cuenta con tristeza que ya no existía el café que estaba frente a la redacción de Excélsior. Era un lugar donde periodistas nos sentábamos a componer el mundo, fumar, reírnos y amarnos con ese compañerismo que se da en el gremio.
Ya nada de eso existe, sólo el recuerdo que, mientras envejece, se vuelve más bello.
Un abrazo, amigo lindo