domingo, julio 09, 2006

De la costa del Golfo de México a la costa del océano Pacífico

Por la mañana salí de la casa. Mientras viajaba al aeropuerto de Veracruz, en la van que avanzó bajo la pertinaz lluvia leí un fragmento de la última obra de Mario Vargas Llosa. Llegué al aeropuerto bajo la lluvia. Despejamos bajo la lluvia, ya ligera. Dejamos la costa que da al Golfo de México.

En el vuelo y en la escala en el aeropuerto de la ciudad de México leí los diarios. El tema del momento es la impugnación de la elección presidencial. Todos los diarios y las revistas semanales destacan el tema en sus portadas. La gente lee sobre el tema.



Llegué a Acapulco al iniciar la tarde. Por la ventanilla pude ver el mar. La vegetación que cubre la llanura costera, la playa, el mar y el cielo. Todo el conjunto de la naturaleza en una pequeña ventanilla.



Llegue al hotel. Dejé mi equipaje. Por la ventana de la escalera vi la playa, las sobrillas, la gente en el mar.



Salí a caminar por las costera. Me encontré el lugar que buscaba. Entre y pedí un ceviche de pescado, lo acompañé con una cerveza Pacífico y luego un filete de pescado a la talla, que es plato de por acá. Delicioso...

4 comentarios:

Daniellha dijo...

Elonaí...Acapulco es espectacular, hace años pasé unas vacaciones inolvidables, disfruta mucho de tu viaje, cuando ví el ceviche, sentí unas ganas enormes de volver a comerlo. Felices vacaciones!.
Besos!

Eleonaí dijo...

Hola Daniellha:

Muchas gracias por tus buenos deseos. Estoy aquí por mi trabajo, en un congreso. Apovecho el tiempo libre para conocer y disfrutar las delicias de este puerto...

Avelina dijo...

Te felicito, amigo, tienes una vida envidiable, y un ojo en la cámara que no falla. Gracias por compartir las delicias de la vida.
tu amigocha, Avelina

Eleonaí dijo...

Hola Ave:

Sólo tengo una vida y la vivo lo mejor que puedo, la disfruto. La camara es mi compañera, ve lo que veo y lo guarda para compartir.

Saludos hasta el otro lado del contiente, el otro mar...