sábado, junio 24, 2006

Ojuela y Mapimí

Para María Paz -Águila libre-, con un afectuoso saludo, y felicitación por su próximo cumpleaños, hasta Santiago.

Atendiendo el reclamo de María Paz, de no haber viajado las últimas semanas. Traigo de mi álbum de viajes, éste de mayo del año pasado, la visita a la abandonada mina de Ojuela y el pueblo de Mapimí en el estado de Durango, en el norte de México.

Por la carretera de cuatro carriles que va hasta Ciudad Juárez, frontera del norte, salimos al empezar la tarde del domingo 29 de mayo de 2005, de Gómez Palacio, Durango, nos desviamos en el pueblo de Bermejillo. Por una carretera angosta avanzamos en dirección de Mapimí, antes de llegar a este pueblo, nos desviamos por una terracería, pagamos el peaje e iniciamos el ascenso hasta llegar a lo que fue el campamento minero de Ojuela.





Cruzamos del campamento a la boca de la mina por el puente colgante de más de 300 metros de largo y más de 100 metros de altura, al fondo del cañón que cruza. Llegamos a la entrada a la mina. Ya era muy tarde para el ejercicio de entrar. Sólo contemplamos el paisaje.



Compramos pequeños fragmentos de roca con fósiles, que los artesanos venden en la boca de la mina para subsistir.





Regresamos. Al tomar la carretera a Mapimí, compré una fotos antiguas de cómo era la mina hace un siglo.



De esta mina sacaron mucha plata. Lo supe por las fotos que muestran los lingotes que sacaban desde Mapimí por ferrocarril. Visitamos Mapimí. En este pueblo, estuvieron refugiados: Miguel Hidalgo en su huida hacia el norte, en 1810, cuando peleó por la independencia de la Nueva España del imperio Español, también Benito Juárez, en 1864, llevando en su carruaje la República, defendiéndola de la invasión francesa.



A principios del siglo XXI, el paisaje del Bolsón de Mapimí sigue siendo como hace miles de años.

Como en aquel domingo del viaje a Ojuela y Mapimí, en que preferí, con dos amigos, ir a conocer esa mina abandonada, hoy escribo esto, en lugar de estar viendo el fútbol.

Ayer, después de impartir una conferencia a la que me invitaron estudiantes de la Facultad de Instrumentación Electrónica de la Universidad Veracruzana, fui con un grupo de amigos a un bar, una cantina, después de un par de cervezas, una buena botana y varios vodkatonics, llegó un trío norteño, a nuestra petición cantaron, entre otras: Estos eran dos amigos que venían de Mapimí...

9 comentarios:

Daniellha dijo...

Hola Elonaí...qué paisaje tan bonito, pero el puente es impresionante!!!
Un abrazote.

Gaby dijo...

Eleonaí! Estás casi obligado a viajar sólo para mostrarnos las fotos ya que no podemos acompañarte!!
Me gusta la inmensidad del paisaje...te mando un beso "inmenso" haciendo juego con él!

Angeek dijo...

Impresionantes fotos. "Bolsón de Mapimí" estas palabras las tengo grabadas,venian en mi libro de Geografía de primaria...increíble la de recuerdos con solo ver y leer tu post.Nunca he estado por el norte.
Saludos

Águila libre dijo...

Hola, que lindo despertar el día de mi cumpleaños con esa canción, jamás me la habían cantado, asi es que es un maravillos regalo.

Gracias por tu dedicación en el post, las fotos preciosas e impresionante el puente de 300 mts, y a 100 mts. de altura. Yo no lo cruzaría, me muero del susto, pero que lindo es conocer otros lugares a través de tus fotos y descripciones. Te había extrañado, en tus viajes, viajo un poquito hacia lugares que probablemente no conoceré en persona.

Muchas gracias de nuevo, mil gracias.

Muchos cariños y abrazos

María Paz

Clarice Baricco dijo...

Cómo las tierras mexicanas no hay más. Ayyy la pasión por nuestras tierras. Y viajar es vivir.

Gracias por detenerte en mis letras.

Un abrazo

ALESSA dijo...

Hola:

Muchas gracias por tu visita al space, verdad que Querétaro es linda? me encanta.
Por cierto, metí una entrada nueva en el space, me gustaría dejaras tu opinión sobre ella, creo q es importante el tema.
Un abrazo
ALESSA

MaleNa dijo...

Que bello viaje, es una de las cosas bellas de la vida recorrer la tierra, hablar con su gente.

Me encanto.

Gubia dijo...

Hola!
Gracias por la visita y felicidades por el post, me encantó el viaje y seguro que la cervecita con conción incluida fue para recordar.
Besos desde España

gabriela dijo...

Eleonaí, qué fotos tan bellas!!!
Me encantan las rocas con fósiles!!! me da por imaginar el bolsón cubierto por las aguas...
El puente invita a cruzarlo a pie y sentirse casi como en pleno vuelo!!!!

Me gusta mucho tu forma de regalarnos tus viajes, gracias!!!

Besos desde BCN